Prensa

Infografía

El caso de un vistazo

En esta infografia encuentra toda la información importante sobre la demanda: La situación incial, los objetivos de la demanda, un repaso de las fechas importantes en el procedimiento jurídico y los éxitos hasta el momento, así como las opciones para apoyar a Saúl Luciano Lliuya y su demanda.

FAQs

Como pequeño agricultor y guía de montaña, Saúl Luciano Lliuya lleva muchos años experimentando las consecuencias del cambio climático en los Andes peruanos. El tamaño de la laguna glaciar Palcacocha, situada a pocos kilómetros arriba de la ciudad de Huaraz, se ha multiplicado por más de cuatro sólo desde 2003 y por 34 desde 1970. El cambio climático aumenta el riesgo de que grandes bloques de hielo se desprendan de los glaciares y caigan al lago. Esto provocaría un maremoto devastador e inundaciones de un metro de altura en la ciudad. Más de 50.000 personas viven en la zona de peligro.

En 2014, Saúl Luciano Lliuya y su padre hablaron con un asesor agrícola local sobre los efectos del cambio climático en su región y le preguntaron por qué los principales emisores no se responsabilizan de acelerar el cambio climático. Es injusto que las personas que viven allí tengan que soportar los riesgos, aunque contribuyan poco o nada al cambio climático. Los contaminadores -dondequiera que estén- deberían garantizar protección.

El asesor agrícola estableció entonces el contacto entre Saúl Luciano Lliuya y Germanwatch. Conocía el trabajo de la organización en materia de justicia climática y sabía que el personal estaría presente en la COP de Lima en diciembre de 2014. Se organizó una reunión y se discutió la posibilidad de una demanda ejemplar contra los principales contribuyentes al cambio climático. Germanwatch se puso en contacto con la abogada alemana Dr. Roda Verheyen. Tras su asesoramiento jurídico, Saúl Luciano Lliuya decidió presentar una demanda contra el mayor emisor de Europa, RWE. La demanda se presentó en noviembre de 2015.

En su demanda, Saúl Luciano Lliuya exige que RWE contribuya a la financiación de las medidas de protección del lago glaciar Palcacocha en un orden de magnitud que corresponda a la participación de la empresa en la causa del cambio climático global (aprox. 0,5%). La construcción de un dique de protección en el lago cuesta unos 4 millones de dólares. Se espera que RWE contribuya con unos 20.000 dólares en consecuencia. RWE sólo tendría que pagar si el proyecto es ejecutado por las autoridades peruanos y el demandante tiene que asumir los costes correspondientes. Por lo tanto, Saúl Luciano Lliuya tendría que pagar la contribución a las medidas de protección y reclamar el importe a RWE.

Si no es posible, por razones legales, obtener de RWE una contribución a las medidas en el lago, el demandante exige también apoyo para las medidas de refuerzo de su casa contra el riesgo de inundación.

Para Saúl Luciano Lliuya fue importante desde el principio no querer beneficiarse solo. Lo importante para él es:

  • a mediano plazo: proteger a su ciudad y a los habitantes de Huaraz y de la región de los peligros del cambio climático - la principal preocupación es una ola de inundación; a largo plazo, preocupa mucho que el retroceso de los glaciares pueda provocar escasez de agua,
  • sensibilizar a la población local sobre los riesgos existentes y desarrollar con ella estrategias de mitigación y adaptación (por ejemplo, en colaboración con la ONG local Wayintsik)
  • exigir a las autoridades peruanas que cumplan con sus obligaciones de precaución y protección
  • para crear un precedente legal al que otras víctimas del cambio climático puedan referirse en los tribunales y que genere una presión adicional sobre los políticos.

La base legal de la demanda es el artículo 1004 del Código Civil alemán, la disposición general del derecho civil alemán para la protección contra la injerencia en la propiedad.

Párrafo 1: Si se interfiere en la propiedad de una manera que no sea la privación o la retención de la posesión, el propietario puede exigir que el interferente elimine la interferencia.

El artículo 1004 suele aplicarse en la práctica en los conflictos entre vecinos. En el caso RWE, el Tribunal Regional Superior de Hamm dictaminó que el cambio climático, con sus efectos transfronterizos, ha provocado una especie de relación de vecindad global. En este caso, son unos 10.000 kilómetros en línea recta los que separan la sede de RWE en Essen del demandante Saúl Luciano Lliuya en los Andes peruanos.

RWE se autodescribe como el mayor emisor de CO2 de Europa. Es una de las 100 empresas responsables del 70% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Según estudios, RWE es responsable del 0,5% de las emisiones producidas desde el inicio de la industrialización. RWE sigue quemando carbón hoy en día, alimentando la crisis climática.

  • 2015: Presentación de la demanda en el Tribunal Regional de Essen, el tribunal clasifica la demanda como "caso de importancia fundamental".
  • 2016: RWE niega su propia responsabilidad por los daños climáticos en los Andes y niega el riesgo de inundación. En la defensa, los abogados alegan que no hay responsabilidad según el derecho civil alemán. El Tribunal Regional de Essen desestima la demanda por falta de "causalidad jurídica". No obstante, admite una posible "causalidad científica".
  • 2017: Saúl Luciano Lliuya apela ante el Tribunal Regional Superior de Hamm la desestimación del Tribunal Regional de Essen. Durante la audiencia, el tribunal considera que los grandes emisores, como RWE, están en principio obligados a apoyar a los afectados por los daños climáticos en los países pobres. El tribunal decide entrar a la fase de recaduación de pruebas y con esto escribe historia jurídica!
  • 2018: El Tribunal Regional Superior de Hamm rechaza claramente dos contraargumentos de los abogados de RWE contra la decisión de tomar pruebas y vuelve a afirmar: los daños climáticos pueden dar lugar a la responsabilidad de las empresas. Se nombran dos peritos para comenzar a trabajar en el dictamen pericial sobre la 1ª cuestión probatoria: ¿Existe una amenaza grave de daños en la propiedad de la casa del demandante?
  • 2019: El Tribunal Regional Superior de Hamm presenta una solicitud al Estado de Perú para que se le permitan inspeccionar los lugares en disputa en Huaraz.
  • 2020: La visita al sitio para tomar pruebas en Huaraz se retrasa aún más por la crisis de Corona y las restricciones de viaje asociadas.
  • 2022: Visita a Huaraz. Los jueces, los representantes legales del demandante y del demandado y los peritos designados por el tribunal viajan a Perú para investigar la primera cuestión probatoria (véase la pregunta 6).

Pregunta probatoria 1: ¿Existe un riesgo de inundación legalmente relevante?
La cuestión es si existe un riesgo elevado e inminente de inundación en la casa del demandante. Según varios estudios científicos, existe ese riesgo (estudios se pueden ver aquí y aquí)

Pregunta probatoria 2: ¿Es RWE parcialmente responsable del riesgo de inundación?
Es innegable que RWE ha contribuido al cambio climático al quemar carbón. Según el estudio de Carbon Majors (Los Grandes del Carbono), la empresa es responsable de cerca del 0,47% de las emisiones históricas. Un estudio de 2021 concluyó que el cambio climático antropogénico es responsable de cerca del 95% del deshielo de los glaciares en el suelo de Perú, y por tanto también del riesgo de inundaciones resultante.

RWE es consciente del impacto que supondría asumir los costes. En el tribunal, los abogados de la empresa expresaron su preocupación que esto pudiera desencadenar una oleada de demandas contra las empresas. En la demanda, los abogados de RWE negaron que existiera un riesgo de inundación relevante en Huaraz y apoyaron la financiación de un cuestionado estudio científico sobre el tema. RWE también puso en duda el aumento de la temperatura en los Andes, científicamente demostrado. Debido a las múltiples objeciones de la empresa, el procedimiento se ha retrasado.

El retraso en el proceso judicial es preocupante dada la situación de peligro en el lugar: el 5 de febrero de 2019, una avalancha de hielo bajó al lago glacial, provocando olas de 4,5 metros de altura que el dique de 7 metros de altura pudo, afortunadamente, contener. Sin embargo, el suceso demuestra que el dique es inadecuado.

En los últimos años, se han colocado mangueras temporales en el lago Palcacocha para bombear agua y bajar su nivel. Se están planeando otras medidas. Desde el inicio del proceso, Saúl Luciano Lliuya ha reforzado las paredes de su casa para resistir mejor una inundación.

La demanda es ya un gran éxito, porque por primera vez un tribunal ha afirmado que, en principio, una empresa privada es responsable de su parte en la causa de daños relacionados con el cambio climático. Esto aplica si una parte de los daños o riesgos concretos para los particulares o sus bienes puede atribuirse a las actividades de la empresa. Con esta constatación y la decisión de entrar a la fase de toma de pruebas, el caso ya ha hecho historia jurídica. Se trata de la primera demanda de responsabilidad empresarial por daños climáticos a nivel mundial que ha llegado a la fase de pruebas. Esto la convierte ya en un precedente importante.

Si las dos cuestiones probatorias se resuelven a favor del demandante, es probable que se dicte una sentencia contra RWE. La empresa podría apelar ante el Tribunal Supremo Federal. Incluso si Saúl Luciano Lliuya pierde, podría haber una apelación. Podrían pasar varios años antes de que haya una decisión definitiva.

RWE sólo debe ser considerada responsable en la medida de su contribución al calentamiento global. Saúl Luciano Lliuya ha recibido una carta de la autoridad peruana diciendo que utilizarán este dinero como una cantidad parcial para la construcción necesaria de las medidas de protección. En otras palabras, un impulso para empezar la construcción atrasada. La ONG local Wayintsik también está intentando ejercer presión sobre las autoridades para que el proyecto se haga realidad.

Germanwatch apoya esta demanda -sobre todo con trabajo de prensa y relaciones públicas- especialmente por su carácter de demanda modelo para aclarar las responsabilidades por el cambio climático y sus consecuencias, para apoyar a las personas afectadas por el cambio climático y, al mismo tiempo, para promover la presión para un cambio necesario en la política climática en todo el mundo. Germanwatch no es parte en el procedimiento y, aparte de reembolsar los gastos de viaje del demandante a Alemania, no financia ningún coste judicial o legal.

La decisión de emprender el arduo camino de un caso de litigaio climatico fue tomada únicamente por Saúl Luciano Lliuya y su abogada. Todas las demás decisiones del procedimiento son también suyas y de su abogada.

Dado que se trata de un caso modelo para el bien común, la fundación ha acordado pagar los dictámenes periciales necesarios, así como los gastos de la abogada del demandante y de los tribunales. Para esto recauda donaciones. Saúl Luciano Lliuya no podría pagar por sí solo los honorarios de los abogados y los costes judiciales.

Saúl Luciano Lliuya depende de donaciones para pagar sus gastos legales y judiciales. Apoya al demandante con tu donación, infórmate sobre las consecuencias del cambio climático y anímate a tí a a otros para luchar por justicia climática!

El caso en los medios

A melting glacier, an imperiled city and one farmer’s fight for climate justice

|

A Peruvian farmer is suing one of Europe’s biggest emitters. The case could set a precedent for holding polluters accountable for harm to the planet.

Al Artículo
Saúl contra RWE: un campesino peruano se enfrenta a una multinacional alemana por el cambio climático

|

La casa y los cultivos de Saúl Luciano Lliuya están en riesgo por el deshielo de los glaciares. Él quiere que una de las compañías más contaminantes se haga responsable, pese a que no opera en Perú. El caso puede convertirse en un emblema de justicia climática

Al Artículo
Behind the money: Why companies could soon pay for climate change

|

In this week’s episode, we’ll tell the story of a David vs. Goliath battle. How one man is taking on one of the world’s biggest polluters in a landmark case that could one day force companies to pay for damage they’ve done to the environment.

Al podcast
Who pays for climate change? The Peruvian suing a German utility

|

A farmer’s case against energy company RWE could shatter precedent on climate-related litigation.

Al artículo

Contacto

Dr. Marlene Becker
info@climatecase.org
Caroline Schroeder
info@climatecase.org
Stefan Küper
presse@germanwatch.org
Open